Acompañamiento

No todas las actividades que realizamos tienen como destinatario a todo el grupo porque una de las claves de la educación es ser capaz de atender a cada persona como el individuo único que es, atendiendo a sus capacidades y necesidades específicas. Siempre buscamos la conversación y el encuentro cara a cara.

Para ello existe una estructura para que se puedan dar. Cada uno de los pastoralistas del centro tiene una serie de horas reservadas para poder hablar con los alumnos y alumnas del curso. Se trata de que nos sientan cerca, caminando junto a ellos en el difícil proceso de maduración personal, de hacer de contraste ante todo lo que ellos viven, sienten y piensan en torno a ellos mismos, sus relaciones con los demás y con Dios, sus deseos y anhelos. En definitiva, compartir con ellos, mediante el diálogo, todo aquello que es importante en su vida.

×